Saltillo muestra con orgullo las mejores artesanías de la entidad. Algunas son de origen tlaxcalteca y han caracterizado no sólo a la cultura regional, sino a todo México.

En primer lugar se tienen los tradicionales sarapes o “saltillos”, prendas multicolores de lana y algodón elaboradas en telares de mano desde hace más de 400 años, es un símbolo indígena, y sirvió por mucho tiempo como identidad nacional. Otras artesanías típicas de la región son los trabajos en vidrio, talabartería, madera de mezquite y pisos de barro, artículos que se compran en los pasillos del Mercado Juárez, o en las tiendas del centro.  En la Feria de Saltillo, una de las principales exposiciones comerciales y artesanales de la ciudad, se ofrecen innumerables productos como sarapes con diseños modernos, joyas y esculturas de hierro forjado.